Diderot

"En la sociedad hay dos clases de personas, los médicos y los cocineros; unos trabajan sin descanso para conservar nuestra salud y los otros para destruirla, con la diferencia de que los últimos están más convencidos de lo que hacen que los primeros." -.Denis Diderot.-

lunes, 13 de octubre de 2014

Sardinas en escabeche

          Entre mediados de la primavera y hasta el final del verano, es la mejor época para degustar las sardinas
          Las sardinas en escabeche son un plato muy interesante que puede servirse de aperitivo, acompañamiento o principal, en este caso es recomendable que las sardinas sean grandes, para aperitivos, yo prefiero que sean pequeñas. 
Ingredientes: 
  • 750 gr. de sardinas
  • 150 ml.de aceite de oliva
  • 130 ml. de vinagre de jerez
  • 250 ml. de agua
  • 1 cabeza de ajos
  • 3 hojas de laurel
  • 4 cucharadas soperas de pimentón dulce
  • Pimienta negra en grano
  • Sal
  • Tomillo
  • Harina para rebozar
  • Aceite para freír
           Para empezar limpiamos las sardinas quitándoles la cabeza y las tripas y lavando con abundante agua, fría, por supuesto. Dejamos escurrir. 
          A parte, en una cacerola o mejor aún en una cazuela de barro, ponemos el aceite.
 
           El vinagre...
           ... el agua...
           ...el pimentón...
           ...el laurel, la pimienta en grano...
           ...los ajos, con piel y el tomillo.
           Removemos todo hasta que quede bien integrado.
           Por otro lado salamos las sardinas
           las rebozamos con harina, sacudiéndolas bien para quitar el exceso de harina...
           ... y las freímos ligeramente por los dos lados en una sartén
           Una vez fritas las colocamos en la cazuela donde tenemos el escabeche. La ponemos al fuego moviendo para que vaya espesando la salsa.
           Cuando empieza a hervir, bajamos el fuego y dejaremos cocer durante unos 5 minutos. Es importante que el escabeche cubra las sardinas, si hiciera falta se puede añadir un poco más de aceite, vinagre y agua.
           Se dejan enfriar en la misma cazuela y una vez frias se guardan en un recipiente cerrado en el frigorífico
 
           Se conservarán en el frigorífico durante bastante tiempo