Diderot

"En la sociedad hay dos clases de personas, los médicos y los cocineros; unos trabajan sin descanso para conservar nuestra salud y los otros para destruirla, con la diferencia de que los últimos están más convencidos de lo que hacen que los primeros." -.Denis Diderot.-

domingo, 5 de enero de 2014

Muslos de pollo rellenos de jamón y queso


          Hace unas semanas encontré unas bandejas con muslos de pollo rellenos de piñones y pasas, y ahí surgió la idea, cómo deshuesar los muslos para rellenarlos de cosas diversas, así que pregunté a Miguel, mi pollero, que me dio una lección práctica que os muestro a continuación, parece más difícil de lo que en realidad es. Con un buen cuchillo y un poco de paciencia se hace en un plis-plas. Os cuento. 
 
           Lo primero es cortar, con una puntilla, alrededor de la parte inferior del hueso que va unido al contramuslo.
           A continuación empujamos la carne del muslo hacia el extremo de la pata, rascando con el cuchillo, si es necesario, las partes pegadas al hueso.
            Llegados al extremo de la pata, damos la vuelta a la carne, sobre el extremo del hueso
          Y cortamos la piel junto a la cabeza del mismo.
Prácticamente está terminado, le damos de nuevo la vuelta y recolocamos la piel. 
          Para la receta necesitamos: 
  • Jamón de york
  • Queso tipo gouda
  • Los muslos deshuesados
  • Medio vaso de vino blanco
  • Un vaso de caldo de ave
  • Sal 
  • Pimienta 
  • Aceite
  • Una patata grande
          Con una loncha de jamón y otra de queso hacemos un rulo
          Rellenamos cada uno de los muslos  y cortamos la parte que sobra
          Salpimentamos e introducimos en la malla para la carne con el fin de que no se deforme al guisarlo. Esto también se puede hacer con hilo de bramante pero resulta bastante más laborioso. 
          Terminados los preparativos empezamos con el guiso. En una sartén con aceite doramos los muslos  con el fin de que los jugos permanezcan en el interior y queden más jugosos.
          En ese mismo aceite doramos también las patatas que habremos salado anteriormente. 
          En una fuente de horno colocamos de cama las patatas y encima los muslos de pollo, y regamos con el vino y el caldo.
          Precalentamos el horno a 180 grados y horneamos durante aproximadamente 35 minutos. Terminada la cocción reservamos las patatas y los muslos y en un cazo ponemos la salsa a reducir durante unos minutos, si fuera necesario podemos ligarla con Goma Xantana o maicena.
           Para terminar emplatamos y regamos con la salsa