Diderot

"En la sociedad hay dos clases de personas, los médicos y los cocineros; unos trabajan sin descanso para conservar nuestra salud y los otros para destruirla, con la diferencia de que los últimos están más convencidos de lo que hacen que los primeros." -.Denis Diderot.-

martes, 17 de febrero de 2015

Patatas Hasselback con bacón y ajo



Estas patatas tienen su origen en el restaurante sueco de Estocolmo Hazel Hill. Se suelen servir como guarnición de carnes asadas, a la parrilla o a la brasa o para acompañar pescados, aunque en este caso el “relleno” de la patata deberá ser otro, que ya veremos más adelante.
                En realidad las patatas Hasselback se pueden rellenar de lo que más os guste, o incluso dejarlas sin relleno, yo hoy las voy a hacer con bacón y ajo y mantequilla ajo, perejil y tomillo que ya vimos en esta receta, sino tenéis mantequilla se pueden rociar con aceite de albahaca que también vimos o con aceite de oliva virgen extra.
                Antes de empezar debemos seleccionar las patatas que, deberán ser pequeñas o medianas, personalmente, las grandes o enormes me parece que quedan un poco desubicadas, no sirven de guarnición y como plato queda pobre, pero va en gustos. Otra cosa importante con respecto a las patatas es que todas las que asemos a la vez deberán ser del mismo tamaño, preferiblemente ovaladas para que tengan más láminas y buscar el lado que asiente mejor para ponerlo de base.
                Para terminar, y perdonar la obviedad, como las vamos a hacer con piel, hay que lavarlas con esmero. AHORA TAMBIÉN EN VÍDEO EN MI CANAL DE YOUTUBE PATATAS HASSELBACK
Ingredientes:

  • 1 Patata por comensal
  • Bacón ahumado en lonchas
  • 1 ó 2 dientes de ajo
  •  Sal
  • Pimienta
  •   Mantequilla de ajo, perejil y tomillo
  • Al menos un pincho de brocheta
            Lo primero que vamos a hacer es cortar los ajos en láminas muy finas.

          Y el bacón en trozos pequeños
           Después de buscar la base de la patata, la atravesamos con el palillo de brocheta como a medio centímetro del borde, esto es únicamente para que al cortar las rodajas nos sirva de tope lo que hará que todos los cortes sean iguales y nos impida llegar al final y romper la patata.
         Ahora con paciencia y un cuchillo afilado cortamos las patatas en láminas de unos 2 ó 3 mm. hasta hacer tope con el pincho de brocheta. 
 Este será más o menos el resultado final.
Bien, ha llegado la hora de “rellenarlas”. Yo voy a empezar por el bacón que voy a ir poniendo en cortes alternos ayudándome de un cuchillo o similar. 
 Llega ahora el turno del ajo, iremos metiendo láminas de ajos en los cortes que hemos dejado libres.
 Ya tenemos las patatas rellenas

Precalentamos el horno a 160º. Ha llegado el momento de retirar el palillo y colocarlas en una fuente de horno. 
 Salpimentamos y extendemos sobre cada patata una cantidad generosa de mantequilla de ajo, perejil y tomillo, que se derretirá penetrando en las láminas de la patata
Y las ponemos en el horno si son pequeñas, como es mi caso, unos 30 minutos, las medianas 40 aproximadamente.
          Pasado ese tiempo las patatas estarán hechas, si vemos que durante el horneado se empiezan a dorar demasiado habrá que poner un papel de aluminio, no es bonito que queden oscuras por arriba. 

Y ya están, listas para acompañar a la carne, en mi caso una cinta de lomo asada con salsa de mostaza. Bon appétit. 
Patatas Hasselback con bacón y ajo