Diderot

"En la sociedad hay dos clases de personas, los médicos y los cocineros; unos trabajan sin descanso para conservar nuestra salud y los otros para destruirla, con la diferencia de que los últimos están más convencidos de lo que hacen que los primeros." -.Denis Diderot.-

lunes, 17 de noviembre de 2014

Níscalos al ajillo

         Las setas son uno de los productos estrella del otoño, es su mejor momento y está a muy buen precio, por regla general.  Hace unos días hice unos níscalos con patatas, hoy los voy a preparar al ajillo para tomarlos como tapa o como guarnición, por ejemplo. 
          Esta misma receta se puede preparar también con unos rovellons o con unos champiñones, eso si conviene que sean grandecitos, esto nos permitirá hacerlo en cualquier estación del año. Vamos a ello. 
 Ingredientes: 
  • 250 gr. de níscalos
  • 2 dientes de ajo
  • unas ramas de perejil
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva
           Lo primero, como siempre es limpiar "a conciencia" los níscalos, primero con una brocha que utilizamos en la cocina.
           Y después con un papel de cocina, aunque también se pueden meter debajo del grifo, no son de las setas más delicadas, aunque los puristas digan que no se debe.
           Se pueden hacer perfectamente en una sartén, pero yo los voy a meter al horno, el proceso es el mismo. Ponemos en la sartén o en la fuente un poco de aceite en el fondo para que no se peguen.  Salpimentamos y espolvoreamos con ajo picado.
            Y con el perejil también picado
           y se riegan con un chorreón generoso de aceite de oliva
           Los metemos al horno precalentado 180º durante unos 15 minutos, pero esto dependerá del tamaño hay que estar pendiente. Si los hacemos en una sartén hay que tener cuidado para que no se quemen los ajos, poniéndolos cuando los níscalos estén a medio hacer.
           Y se sirven calentitos... bon appétit
Níscalos al ajillo